Pedir una buena porción de costillitas con salsa barbecue y una cantidad considerable de papas fritas con chilis a domicilio es el plan ideal cuando te vas a reunir con tus amigos para ver un partido de fútbol o alguna saga de sus películas favoritas.

La salsa BBQ es bastante popular en Estados Unidos y el norte de México, pero, ¿sabías que existen distintos tipos de salsa barbecue? Cada una tiene notas de sabor propias que las destacan de las demás y que puedes preparar en casa, ¡conócelas a continuación!

Salsa barbacoa de Kansas City

 Salsa BBQ estilo Kansas City

Las salsas de la ciudad de Kansas son las más populares en el mercado. Esta salsa es mucho mejor que la embotellada y tiene toda la riqueza que deseas en una gran salsa barbacoa.

La combinación perfecta de picante y dulce funciona con todo y puedes subir el picor si tu gusto lo exige. Esta salsa barbacoa clásica y pegajosa tiene una base de ketchup y utiliza azúcar y melaza para lograr el grosor por el que es famosa.

También se le puede agregar vinagre, especias y una cucharadita generosa de cayena (más o menos al gusto) y cocinarla durante 30 minutos. La salsa debe enfriarse antes de usarla y dura en la nevera hasta 5 días.

Salsa barbacoa Memphis

bbq memphis

Tradicionalmente, la barbacoa de Memphis se sirve sin salsa, pero como no hay reglas reales en la barbacoa, varias barbacoas de Memphis tienen salsas disponibles, ya sea al lado o por pedido especial.

Esta receta captura los sabores de la barbacoa de Memphis en una salsa fantástica que tiene dulzura, vinagre y un toque de calor.

Los ingredientes incluyen azúcar moreno, mostaza, salsa Worcestershire, chile y pimentón, pero los secretos de esta salsa son la mantequilla y la melaza, que la hacen sedosa y pegajosa al mismo tiempo. Cocínala durante 20 minutos y déjala enfriar durante otros 20 antes de usar. Se mantiene en la nevera durante 1 semana.

Salsa barbacoa St. Louis

Salsa barbacoa casera estilo Friday - Pan y Cebolla

St. Louis se encuentra en la encrucijada de la barbacoa y mezcla muchas influencias. Conocids por ser la salsa con la que se barnizan las costillas a la parrilla (como las que puedes pedir por chilis a domicilio), su estilo difiere de otros principalmente por el método rápido de cocción utilizado frente a las muchas horas de ahumado que se ven en otros lugares.

Las salsas barbacoa al estilo de St. Louis son más delgadas que las que se sirven en Kansas City. Esta receta presenta la combinación perfecta de sabores para hacer barbacoa en St. Louis: ketchup a fuego lento, agua, vinagre, azúcar, mostaza, cebolla, ajo, cayena y sal durante 20 a 30 minutos.

Su grosor medio y sabor, no demasiado abrumador, hacen de esta una gran salsa para todos los gustos. Esta salsa es mejor cuando se hace el día anterior. Se mantiene en la nevera durante 1 semana.

¡Ahora tienes todo lo que necesitas para sorprender a tus amigos en la siguiente parrillada! Es más, te retamos a preparar tus propias costillas con estas salsas y pedir otra porción con chilis a domicilio e invita a tus amigos a que adivinen cuáles preparaste tú y cuáles fueron las que pediste.